viernes, 3 de octubre de 2014

El día está de colores

Creo que se me pintó un arcoiris en la puerta de mi casa, me toca el timbre y pasa a saludar...se presenta con nombre y apellido. Sin más ni menos me subo a su bicicleta y hechamos a andar. Damos vueltas por el paredón detrás de mi casa y entramos a un pequeño parque de propiedad privada. No es importante pero entramos igual. Hace un par de trucos con la bici y yo piruetas de gimnasia hasta quedar muy cansad@s. Nos sentamos en un banco con vista a hermosas casas y el sol que se está posando sobre nosotros. Me dice que en un rato se tiene que ir porque el sol l@ está llamando. Me lleva hasta mi casa y me da un beso. Se va en su bici y yo recuerdo ese beso en la mejilla con mucho sentimiento.Porque está lloviendo y el sol se escondió y ya no l@ volveré a ver hasta que vuelva a llover.