jueves, 20 de agosto de 2015

Utopía en una noche de sangre

Mi risa diabólica en la noche...sí, te asesino con mucha saña,
 bebo de tu sangre y mastico tus huesos,
tus dedos que acarician cuerdas,
ahora piden piedad,
crece tu miedo,
y vos ya no.
Ya no creces en este final sangriento, te debo la lápida,
y habrá solo la carne de tus pieles en el cementerio,
solo veré aborrecerte en tu muerte,
caerán tus lágrimas sobre tu desgraciada alma,
y no limpiaran el charco de maldita sangre sobre mis pies,
el cuchillo culpable, frío como tu miedo,
descalzx vas a morir,
mi risa diabólica en la noche.

miércoles, 19 de agosto de 2015

Vivir, morir, crecer

Hoy la emoción contra el miedo.
Miedo contra miedo.
Oscuros ojos grises, lágrimas dibujan el rostro,
Superar lo nunca antes olvidado,
creer en mi ser y en nadie más,
sé que voy a tener en quien apoyarme cuando lo que parece morir me ate,
lo que parezca miedo...será aceptación
la inseguridad de no reconocerse en ciertas situaciones,
de no conocer el camino zigzagueante,
de cada palabra no existe un silencio que las atrape a todas,
no existe de cada momento un vacío homogéneo,
saber que superar es la valentía de contemplarse distintx,
es el momento de crecer, de mirarse, de decir adiós,
de no ver rencor alguno por lo que fue vivido antes de su muerte,
agraciado templo mental de jardín sin flores,
de no regalos,
de no esperanza,
de no cielo colorido,
resulta aguantar por encima de mis debilidades,
gracias por comprender y saber el abrazo,
ese que hace falta cuando los mares se revelan,
cuando la marea revalsa,
y los desalmados ven a través de su ciega compasión.

domingo, 16 de agosto de 2015

Mil días

Mil días
Siguen pasando los días
Espero una estúpida respuesta
Espero una vez más
Y yo ya no leo poesía en tus ojos
Tu excusa para no valorar mi tiempo en una maldita pantalla de celular
Sí, no lo podes creer, te escribo
Pero es en vano todos tus intentos de lograr anestesia en donde inyectas dolor
Sí, porque ya no me importa
No pienses hablarme, va a ser tarde
Esa maldita frase que dice que nunca es tarde, no la quiero como respuesta
Me enojaré, pero sabes que tengo razón
Borrame de tu vida,
Ya no me importa, pero en el fondo... no te quiero con l@s muertxs,
pero empiezo a tallar tu sarcófago, 
tu lápida en la oscuridad del cementerio,
y tu mirada parece desaparecer entre las rejas,
lo lamento, me dolerá... pero sé que a vos no, o eso parece,
frialdad que nunca me dio calidez, 
después de mil días te voy a perdonar,
después de Mil días tal vez nos encontremos,
y no voy a llorar nunca más.


lunes, 10 de agosto de 2015

Vidas paralelamente distintas

Me levanto todas las mañanas. Me pongo un pantalón, una remera y un par de zapatillas. Voy al baño, me lavo la cara, me peino y me cepillo los dientes. Salgo a comprar la comida para el almuerzo. Vuelvo con el pan para el desayuno. Me propongo leer el libro de Sociología que saque de la biblbioteca. Alimento mi mente.
Ella se levanta todas las mañanas. Se pone medias finas, remera, pollera y un par de zapatos con taco. Va al baño se lava la cara, los dientes, se peina y se maquilla. Sale al mundo...lee la revista de moda. Destruye su mente, la obliga a creer en tragar las publicidades, consume lo aceptado por la sociedad, la sociedad la consume.
Pero el mundo un día amanece por las mañanas, se acomoda entre los edificios, y limpia las veredas con rocío, fluyen sus ríos por las montañas, sale el sol.