domingo, 16 de agosto de 2015

Mil días

Mil días
Siguen pasando los días
Espero una estúpida respuesta
Espero una vez más
Y yo ya no leo poesía en tus ojos
Tu excusa para no valorar mi tiempo en una maldita pantalla de celular
Sí, no lo podes creer, te escribo
Pero es en vano todos tus intentos de lograr anestesia en donde inyectas dolor
Sí, porque ya no me importa
No pienses hablarme, va a ser tarde
Esa maldita frase que dice que nunca es tarde, no la quiero como respuesta
Me enojaré, pero sabes que tengo razón
Borrame de tu vida,
Ya no me importa, pero en el fondo... no te quiero con l@s muertxs,
pero empiezo a tallar tu sarcófago, 
tu lápida en la oscuridad del cementerio,
y tu mirada parece desaparecer entre las rejas,
lo lamento, me dolerá... pero sé que a vos no, o eso parece,
frialdad que nunca me dio calidez, 
después de mil días te voy a perdonar,
después de Mil días tal vez nos encontremos,
y no voy a llorar nunca más.