lunes, 26 de octubre de 2015

Pero...

Entonces me miró cuando pasé.
Al lado suyo no había nadie, y esperaba, 
sé que esperaba...a alguien más.
Pero esa persona no llegaba.

Me di vuelta y me miró otra vez.
Busco caer en el vacío de unos ojos profundos,
caer en un sin fin de letras paralelas a mi.
Pero no te encuentro, sino, entre los gritos de la violencia.

Violentos ojos tristes, que caen en tu mirada,
ya no sé qué es estar cerca, 
estando cerca tuyo es estar mil veces más lejos.
Pero recordá que no me olvido de tus estrategias para olvidarme.

Crucé la calle y nos encontramos en la esquina de la indiferencia.
Cruzamos pensamientos ilegalmente, y quisimos romper, destruir,el vacío,
eso que se hace llamar amor no quiere que lo moleste con la historia de nosotrxs dxs.
Pero sí quiere jugar, y divertirse con nuestra confusión, maldito amor, que feliz nos separa.